El comportamiento no verbal es lo que cuenta y la marca lo que se percibe

“Podríamos decir que todos tenemos una “marca” que portamos durante toda la vida y que vamos dando forma ante nuestros semejantes.”

 

El ser humano es el animal que aglutina el mayor número de conductas comunicativas con el objetivo de sobrevivir, adaptarse y ser aceptado en el seno de la tribu de nuestro complejo entramado social. Parte de estas conductas son de carácter no verbal y su proyección deja percibir actitudes, deseos y estados emocionales que analizados en profundidad nos ayudan a entender en una medida importante por qué somos como somos.

Según John Bargh, psicólogo de la Yale University, algunos de los procesos cognitivos más complejos como el acto proyectivo de comunicar y la toma de decisiones tienen que ver con los sentimientos y estados emocionales que tenemos a priori en el inconsciente. Estos sentimientos vienen de algún lugar que nos dice cuando algo está bien o no y, por tanto, cuando nos afloran tenemos una reacción visceral que se deja entrever en nuestras expresiones en el momento que nos relacionamos y circulamos mensajes. La comunicación no verbal emana de dichas motivaciones inconscientes que saltan al exterior en forma de movimientos y posturas del cuerpo; brazos y piernas en movimiento; gestos faciales y miradas diversas que refuerzan o chocan con nuestros discursos y conversaciones. Todo nos acordamos todavía de la tragedia de Connecticut. Me refiero al tiroteo que tuvo lugar en una escuela de Newtown en el que murieron 27 personas.

Tras dicho tiroteo, el presidente de los EEUU, Barack Obama, ofreció una rueda de prensa en la que fue evidente que no pudo contener su emoción en el momento que relataba con resignación, impotencia y dolor lo acontecido…El vídeo muestra cómo su ánimo previo y sus propias palabras provocan en él un estado de ánimo que salpica de lleno en su comportamiento no verbal.


imagen-principal-comportamiento-no-verbal-cuerpo

 

Obama, como buen conocedor de la repercusión de sus intervenciones y de la significación estratégica de los gestos en política, en ese momento, modula el mensaje no verbal de manera que queda equilibrado en intensidad y extensión, fiel al contexto que maneja dicha situación, y fiel también a la búsqueda necesaria de empatía que el momento precisa. Un verdadero ejemplo de maestría comunicadora. Sin duda. En este sentido, el papel que juega la imagen personal y su proyección tiene un papel fundamental en la construcción de una percepción determinada en la que nos jugamos como nos “ven” el resto de personas. De dichas consideraciones, surge el concepto de personal branding o marca persona que viene a poner de manifiesto la importancia de la gestión de la huella que impregnamos en los demás.

 

Podríamos decir que todos tenemos una “marca” que portamos durante toda la vida y que vamos dando forma ante nuestros semejantes. En la actualidad existen infinidad de estudios realizados por universidades de todo el mundo que abordan diferentes aspectos del comportamiento no verbal. El entrenamiento consistente en mejorar dichas destrezas y generar hábitos para ser plenamente conscientes de sus implicaciones nos aportan calidad en nuestras relaciones con el entorno y las personas y, en sí mismo significa madurez, realización, y entendimiento de la vida.

 

Sergio Naves Dorado

Director Ejecutivo de Jaque Asesores; Comunicación Integrada